Creando identidad

Cuando hablamos de crear identidad buscamos encontrar la esencia de esa estancia, de ese espacio de trabajo o esa zona común que solo con verla tiene que contar quién o qué es. 

Nuestro trabajo es transmitir, y aunque la creación artesanal de arreglos y composiciones florales se asocie al ámbito personal, porque están creadas para transmitir un sentimiento, o porque están pensadas con los olores y colores que hablan de la persona que los recibe, sin duda alguna podemos aportar identidad en cualquier ámbito.

La naturaleza es un regalo, tan auténtica, tan fresca y envolvente, tan irremediablemente bella, que sería imposible que no despertase nuestros sentidos. Donde quiera que esté presente produce sensaciones y desde Ki Hana logramos sensaciones con identidad.

Quizás hayas oído hablar de la identidad corporativa, se trata de la representación de la marca. La podemos encontrar en el logotipo, en su página web o en los colores que la representan; todos ellos buscando transmitir la filosofía de la empresa, sus valores y hacia qué público va dirigido. 

Reflejo carmesí

Las plantas son las embajadoras perfectas de la identidad corporativa. Cuando un cliente contacta con Ki Hana y nos pide que capturemos la esencia de su negocio, de su empresa, y que la representemos por medio de plantas y flores, comienza toda una aventura.

Mi mente se pone a trabajar en ese momento, me envían fotos, medidas y me cuentan cuál es su idea, a rasgos generales, en la mayoría de los casos predomina la necesidad de asesoramiento. Cuando oigo las palabras “lo dejo en tus manos, confío en ti” surge en mí una mezcla de emociones, de agradecimiento y a la vez un poco de nerviosismo por lograr que las flores hablen de ese espacio que van a ocupar.

Fue el caso de Innova Estilistas, querían que sus espejos transmitieran la vivacidad de su marca, el espíritu vanguardista que les caracteriza y que se ve representado por un color rojo que no pasa desapercibido. En ese momento imagino el lugar, se plasma una imagen en mi mente del trabajo finalizado, lo veo claro y ya no puedo parar hasta terminarlo.

Las Hortensias rojas y el Eucalipto fueron los protagonistas de la Navidad de Innova Estilistas. Fue un proceso muy gratificante que se extendió hasta la primavera, cuando aprovechamos la composición floral usada en los espejos para darle un toque de ensueño a las espectaculares escaleras que conducen a la planta superior. 

Son las virtudes de las plantas preservadas, estuvieron presentes en invierno y en primavera, tan rojas y tan bellas como si acabaran de florecer.

Un árbol para Andreu

La Navidad es una época entrañable, disfruto muchísimo con la decoración y especialmente con el árbol de Navidad. En cada hogar se respira el ambiente familiar tan característico de estas fechas.  Esa era la esencia que queríamos plasmar en Electrodomésticos Andreu. tenían muy claro que querían un árbol que transmitiera el calor de hogar y los momentos en familia.

Tuve la suerte de tener carta libre para hacer despliegue de toda mi creatividad, para silenciar al mundo y sumergirme entre hojas de Abeto y Olivo envueltas en aromas de manzana y naranjas secas.

Logramos que Electrodomésticos Andreu nos trasladase a casa por un camino de luces de hadas y flores de pascua.

Entre cuerpo y mente

En esta ocasión nuestro cliente quería transmitir la esencia de lo natural y la relajación del cuerpo y la mente. Las pudimos plasmar en dos estancias. En el gabinete de masajes quisimos que predominase el estilo biofílico, con una mezcla de musgos y raíces generando un ambiente acogedor y de contacto con la naturaleza.

En el escaparate representamos un jardín, con el suelo cubierto de musgo preservado y maceteros con Pampas tratadas (para evitar su propagación). Se logró transmitir la importancia que tiene lo natural para Alonso Peluqueros con sus productos de Labioesthetique.

Aladas palabras

Aladas palabras supuso para mi una propuesta interesante en la que tuve que sopesar el usar plantas preservadas o no porque nos encontramos con jardineras en el interior de este edificio, que no disponían de sistema de riego, que daban a un patio interior y que a su vez era zona de paso. 

Las jardineras no soportaban peso por lo que decidimos que lo ideal sería optar por plantas artificiales de calidad. Tras evaluar todas las posibilidades, como resultado, cada jardinera de cada planta del edificio Aladas palabras, disponía de un pequeño jardín de plantas artificiales de calidad extra. Incluí siete tipos de plantas y el resultado fue maravilloso.

Para la entrada principal querían una planta grande, voluminosa y con mucha visibilidad. Se hizo un montaje con tres palmeras Areca para aportar volumen, en un macetero de piedra gris que aportó la elegancia y la imponente estructura del edificio. Toda una experiencia.

No quiero despedirme sin dar las gracias a todas las personas que han confiado en mí y en mi trabajo, que han puesto en mis manos la gran responsabilidad de crear identidad. Cuando puedo ver las caras de sorpresa y los ojos brillantes, fruto del objetivo conseguido, hacen que mi trabajo sea realmente gratificante.

Gracias por permitirme contar tu historia.

¡Hasta pronto!


Déjame tus comentarios aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.