Solo una noche

Hoy quiero hablarte de la magia de los momentos, de lo importante que es cada instante de nuestras vidas, esos que tantas veces nos pasan desapercibidos. Si hay una flor que puede representar la brevedad de la belleza que nos rodea es, sin duda, la Reina de la Noche.

Una dama que se engalana de blanco solo una noche regalándonos el más bello de los espectáculos. Llega cargada de aroma recordándonos que, como la vida misma, solo podremos disfrutarla una vez.

Nos deja, sin saberlo, el camino abierto a la reflexión. Nos invita a pensar en aquello que repetimos y oímos tantas veces; valorar la vida, disfrutar de cada momento por pequeño que sea. Lo repetimos una y otra vez pero ¡lo olvidamos tan rápido! Casi no damos tiempo a saborear los momentos dulces para dejarnos llevar por el mal humor, el pesimismo y la falta de fe en nosotros mismos.

Olvidamos que nuestro paso es breve y que debemos hacer lo posible porque haya valido la pena.

Blanca dama

Todos los años llega erguida y exuberante, siempre con un aroma embriagador resurgiendo de una planta aparentemente muerta. Es un cactus que durante todo el año parece estar sin vida, con ramas largas y espinas como si de troncos secos se tratase.  La Reina de la Noche es la flor de este cactus (Peniocereus Greggii) que comienza su floración al atardecer y se marchita al amanecer.

Timelapse footage provided by Stephen Buchmann

La llamada de la reina[…]

[…]O Bloom night. Así es llamada esta noche en el parque Tohono Chul situado  en la ciudad de Tucson al sur del desierto de Arizona en EE.UU. Cada año miles de visitantes llegan a él para disfrutar de uno de los más bellos espectáculos que nos regala la naturaleza. Podrás encontrar más de 400 ejemplares que realizan su floración simultáneamente.

Se dice que la floración masiva de esta planta se produce por el instinto de supervivencia. Esa noche son polinizadas por una mariposa nocturna permitiéndoles así la continua reproducción.

Amor por Tohono

Fue gracias al matrimonio formado por Richard y Jean Wilson por lo que hoy podemos disfrutar del parque Tohono Chul. En diversas ocasiones recibieron ofertas para convertir aquella zona en un terreno comercial. Para los empresarios no era más que desierto a la espera de cemento y hormigón. Las palabras de Jean fueron “no quiero cemento”.

Posteriormente se comenzó a construir en los límites de su terreno y decidieron pedir que trasladasen cada Saguaro a su propiedad. Fue así como comenzó lo que hoy conocemos como Tohono Chul, donde podemos, entre otros muchos eventos, disfrutar de la Noche de la floración.

Noches de Ki Hana

Para Ki Hana la Dama o Reina de la noche simboliza el resurgir, el deseo de permanecer en el tiempo, y como ella, de la forma más bella posible. En las noches de Ki Hana se preserva la esencia, nos maravillamos con esta flor que permanece sólo por unas horas pero cuya planta alcanza los cien años. Y es así, como dije en otra ocasión, que cuando preservamos logramos que sea Eterna la flor, eterno el momento.

¡Hasta pronto!


Déjame tus comentarios aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.