Un propósito, una flor

Cada nuevo año viene acompañado de mucha ilusión y, los siempre presentes, propósitos de año nuevo, casi puedo asegurar que este ha sido uno de esos años de los que estábamos deseando hacer balance. Mirar atrás, reflexionar y empezar el nuevo año con toda la ilusión, las ganas y, por supuesto, cargado de planes y metas por cumplir.

Entre muchos de los propósitos de año nuevo, algunos de los que más se repiten son:

  • Ir al gimnasio
  • Aprender un nuevo idioma
  • Leer más
  • Ahorrar
  • Empezar un proyecto aparcado
  • Encontrar un nuevo amor

¿Te suenan? Seguro que sí. Todos hemos empezado con, por lo menos uno, de estos propósitos. Y la pregunta estrella es, ¿Cuántos de ellos has cumplido? Lo sé, en su gran mayoría se han quedado sólo en propósitos. Propósitos que volverán a estar en la lista del siguiente año y es por eso que hoy quiero regalarte inspiración. Un propósito, una flor.

Lavanda

Podría servir para simbolizar cualquiera de los propósitos que nos hemos propuesto este año, porque además de su precioso color morado y su olor inigualable, es fuerte donde las haya. Resistente a las tempestades y a los climas extremos.

La fortaleza es, sin duda, una actitud que nos debe acompañar durante este nuevo comienzo. Dejamos atrás un año de tempestades y nos adentramos en uno un tanto incierto pero no con menos ilusión.

Esta vez asociaré la Lavanda a la fortaleza de espíritu para las actividades físicas, al empeño por resistir y seguir erguidos. Sin duda una flor perfecta para representar este 2021, este que nos tiene tan expectantes pero que hemos empezado con todas las ganas.

Iris

Tan exótica, tan misteriosa. Entre los muchos significados que rodean a esta flor hay tres que la podrían definir de forma acertada. Y es que cada uno de sus tres pétalos tienen un significado distinto; la sabiduría, la fé y el valor.

Sin duda toda una inspiración para todos aquellos propósitos relacionados con nuestro desarrollo intelectual en el año que entra. El creer en nosotros mismos y tener la valentía de emprender el camino del aprendizaje está perfectamente representado por esta bella flor.

Hibiscus

Para todos los propósitos relacionados con el dinero, he elegido a la flor del Hibisco. Además de transportarnos a lugares paradisíacos por su procedencia y aspecto tropical, es símbolo de abundancia y bienestar.

El Hibiscus es la flor hawaiana por excelencia, así que si tu propósito es ahorrar para hacer un viaje, qué mejor que a la isla que te inspiró. Quizás hayas visto en alguna película cuando los pasajeros bajan del avión y son recibidos por los nativos con un collar de flores, pues bien, esos preciosos collares cargados de simbolismo incluyen la flor de Hibiscus.

Narcisos

¡Ay los Narcisos! Simbolizan los comienzos, el renacer, el reinventarse; esa palabra que nos hemos visto obligados a usar tanto ante las circunstancias actuales. Cada comienzo es único y muy  especial. Un nuevo año, un nuevo proyecto, un nacimiento, un amor, una amistad. 

Pienso que los comienzos son la esencia de la vida. Son lo que nos mantiene con la ilusión por dar el siguiente paso. Lo que nos motiva a ser mejores, a ofrecer al mundo una parte de nosotros mismos. A ir labrando un camino para los que vengan detrás y para que, cuando no estemos, queden nuestras huellas.

La garza blanca

Puede que si te hablo de amor la primera flor que venga a tu cabeza sea la Rosa, que claro está, tiene su puesto ganado (no se lo vamos a quitar) pero me apetecía hablarte de una desconocida para muchos. 

La Garza Blanca. Es una especie de orquídea originaria de Asia. Debe su nombre a su forma, y es que si te fijas parece una garza con las alas blancas extendidas en vuelo, ¡es espectacular! Por eso encontré la similitud con ese propósito de amores. 

Tanto si tu propósito es un nuevo amor, olvidar uno pasado o vivir en plenitud con el que has encontrado, la Garza Blanca tiene una simbología tan potente que abarca toda clase de amores.

No hay amor sin libertad, sin pureza, sin la oportunidad de elegir hacia dónde emprender el vuelo.

Curiosamente, la Garza Blanca se encuentra entre las flores más delicadas del mundo y se encuentra en peligro de extinción, una pena. Así es el amor, delicado, y espero que no en extinción jeje, porque todavía quedan muchas flores que regalar y muchas historias que contar.

Me despido deseando que durante todo tu camino por el 2021 vayas deshojando las flores de todos tus propósitos.

¡Hasta pronto!


Déjame tus comentarios aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.